De la mano de la Virgen, vamos a empezar bien el año

 

I. Ave maris Stella, Dei Mater alma, atque semper Virgo, felix caeli Porta. 2. Sumens illud Ave Gabriélis ore, funda nos in pace, mutans Hevae nomen 3. Solve vincla reis, profer lumen caecis: mala nostra pelle, bona cuncta posce. 4. Monstra te esse matrem: sumat per te preces, Qui pro nobis natus tulit esse tuus. 5. Virgo singuláris, inter omnes mitis, nos culpas solútos, mites fac et castos. 6. Vitam praesta puram, iter para tutum: ut vidéntes lesum semper collaetémur. 7. Sit laus Deo Patri, summo Christo decus, Spirítui Sancto, tribus honor unus. Amen.

La vida es como una canción de amor, que tiene una letra y una música. La letra es lo que hacemos en cada momento, la música la pone el corazón, el amor que es la esencia de la vida. Si hay amor, no hay aburrimiento en la vida. Así, este año será precioso, y aunque haya penas se transformarán en alegrías, pues el amor les dará el sentido de la cruz, que se convierte en gloria… ¡lo mejor siempre está por llegar!

Llucià Pou Sabaté


Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.